Declaración de Emergencia hídrica por la bajante histórica

El presidente de la República Argentina, Alberto Fernández, declaró formalmente este lunes el “Estado de Emergencia Hídrica” por 180 días en la región de la cuenca del río Paraná que afecta a las provincias de Formosa, Chaco, Corrientes, Santa Fe, Entre Ríos, Misiones y Buenos Aires, ante la histórica bajante que se registra en esa región.

La medida quedó instrumentada a través del Decreto 482/2021, publicado recientemente en el Boletín Oficial, y faculta al jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, en su carácter de presidente del Consejo Nacional para la Gestión Integral del Riesgo y la Protección Civil, a “delimitar las áreas afectadas por la emergencia”.

aviso_247302

Río Paraná: informe semanal de EBY

Continuando con los mensajes elaborados por la Entidad Binacional Yacyretá, se informa que los pronósticos de lluvias producidos por los diferentes centros meteorológicos de referencia prevén precipitaciones de variada intensidad sobre la cuenca de aporte directo al embalse y regiones adyacentes para la presente semana. Los montos acumulados estimados no superarían los 30mm según sea la fuente consultada. 

Situación operativa de Yacyretá 

Durante la última semana el caudal afluente promedio del río Paraná fue de 6.400m3/s, con valor máximo de 6.500m3/s, y mínimo de 6.000m3/s. Para el día de hoy, lunes 26 de julio, se esperan 5.900m3/s. Los caudales en Yacyretá para los próximos días estarán acordes a la operación de las centrales hidroeléctricas aguas arriba, y a la evolución real de las precipitaciones pronosticadas sobre su cuenca de aporte. Del análisis efectuado con la información disponible hasta el momento sitúa dichos valores en el rango de los 5.000 a 6.000m3/s.   

Niveles aguas abajo en las inmediaciones de la represa: 

El estado hidrométrico en la zona inmediata aguas abajo de Yacyretá, puerto de Ituzaingó (AR), tuvo durante la semana pasada una tendencia consistente con el comportamiento de los caudales de aporte del río. Los valores medidos en dicha escala se mantuvieron acotados entre 0.05/    0.10m. La lectura de hoy a la hora 02:00 fue de 0.05m. Para la presente semana se estiman niveles en el rango 0.05/0.10m. Nivel de alerta en puerto de Ituzaingó: 3.50m. 

En el puerto de Ayolas (PY), los niveles se mantuvieron acotados entre 0.13/0.19m durante la pasada semana. Pronosticándose para la presente semana niveles entre 0.10/0.20m. Lectura asociada a nivel de alerta en puerto de Ayolas: 4.20m. 

Tendencias a mayor plazo: 

Situación precedente 

Seguido a un segundo semestre de 2019 caracterizado por precipitaciones inferiores a lo normal en la cuenca del Paraná de aporte a Yacyretá, la tendencia se acentuó en el 2020, resultando ser el quinto año más seco desde 1961. El déficit de lluvia osciló mayormente entre el 20% y 60% respecto de los valores considerados como normales. [1] 

En términos de caudales, a la altura del Complejo Hidroeléctrico Yacyretá, en 2020 el caudal afluente medio anual fue igual al registrado en el año 1917, 9.300 m3/s, siendo este valor el octavo más bajo de la serie 1901-2020. 

El primer mes de 2021 finalizó con un caudal promedio de 10.700 m3/s, que representa apenas el 70% del caudal medio mensual para enero considerando la serie 1901-2020. 

Febrero comenzó con caudales normales, debido a los incrementos generados por las lluvias de fin de enero, pero su segunda quincena se posicionó con caudales en consonancia con la coyuntura hidrológica general del Paraná. Febrero promedió los 13.300 m3/s, es decir, un 79% del caudal medio mensual de la serie 1901-2020. 

El mes de marzo finalizó con un caudal promedio de 9.400 m3/s, siendo este caudal el séptimo más bajo, para el mismo mes, de la serie 1901-2020. 

En el mes de abril, el caudal promedio fue de 7.100 m3/s, siendo el segundo valor más bajo para este mes, luego del correspondiente al año 2020, para la serie de caudales 1901-2020. 

El mes de mayo promedió los 7.000 m3/s. Este valor de caudal medio mensual resultó el segundo valor de caudal medio mensual más bajo de los últimos 120 años (serie 1901-2020) luego del registrado en mayo de 1914 (6.800m3/s).  

En el mes de junio el caudal afluente mensual promedió los 6.200 m3/s, siendo este valor igual al registrado en 1934 y el segundo valor de caudal más bajo de la serie 1901-2020. Representó apenas un 6% más de caudal que el mínimo registrado en junio (año 1944), 5.800m3/s

La tendencia de valores de caudales registrados está asociada a la persistente escasez de precipitaciones ocurridas en la cuenca del río Paraná aportante a Yacyretá (del orden del millón de kilómetros cuadrados), donde se observaron fuertes anomalías negativas (por debajo de la normal) para el período julio 2020 – junio2021. 

Queda claro entonces el carácter del déficit hídrico existente en la actualidad. 

Escenario climático estacional 

El escenario climático estacional (trimestre: Julio-Agosto-Septiembre de 2021), en términos de precipitación media trimestral esperable publicado por el Servicio Meteorológico Nacional (AR), prevé alta probabilidad de ocurrencia de valores inferiores a los normales para la porción argentina de la cuenca del Paraná de aporte directo a Yacyretá.  

La previsión elaborada por CPTEC-INMET-FUNCEME (BR) marca también una tendencia con precipitaciones inferiores a lo normal en la cuenca de aporte a Yacyretá en territorio brasilero. 

La probabilidad de ocurrencia de precipitaciones menores a lo normal se estima en torno al 40-50%, tanto en la porción argentina como brasilera. 

Fuente: mapa de tendencia climática de consenso elaborados en el Servicio Meteorológico Nacional de Argentina (izquierda) y por CPTEC-INMET-FUNCEME de Brasil (derecha), correspondientes a precipitaciones acumuladas en el trimestre Julio-Agosto-Septiembre de 2021. 

Estado de los embalses aguas arriba de Yacyretá 

El sistema de embalses emplazados en la cuenca del río Paraná, en territorio brasilero, se encuentran con un almacenamiento ponderado próximo al 36% (muy por debajo de lo normal). Los grandes reservorios de regulación anual situados en la cabecera de la cuenca transitan un período de recarga deficitario. 

La Entidad Binacional informa que, en función de la persistencia de la actual condición climática imperante en la cuenca de aporte, y a los resultados de los escenarios planteados por los centros climáticos de referencia, visualiza como situación muy probable la profundización de la bajante del río Paraná. 

La evolución de la situación será monitoreada e informada conforme a los procedimientos y medios vigentes, a los efectos de la toma de conocimiento de la población en general.  

Reunión Plenaria del Grupo de Trabajo Encarnación

El pasado miércoles 21 de julio de 2021, se llevó a cabo la reunión plenaria en el marco del Proyecto Mejora de la Vía Navegable del Río Paraná tramo compartido entre la República Argentina y República del Paraguay, a dos años de la creación del Grupo de Trabajo Encarnación.

El mencionado Grupo fue creado el 25 de junio de 2019 en la Ciudad de Encarnación, Paraguay, y ratificado los días 2 y 3 de julio de ese mismo año en sede de la Cancillería Argentina por autoridades nacionales, provinciales, regionales y privadas de ambas márgenes, designando a esta Comisión Mixta como Secretaria Ejecutiva.

La reunión tuvo como objeto repasar los trabajos realizados en este último año:  estudios Batimétricos realizados, Estudio Geotécnico en los pasos identificados como rocosos, pasos urgentes intervenidos, disposición de los sedimentos, informes ambientales e instalación de boya, entre otras tareas. Asimismo, se plantearon los objetivos para el periodo 2021 – 2023, y la necesidad de planificar y demarcar lineamientos de trabajos para continuar con los trabajos para la mejora de la vía. 

Se destaca la participación de las autoridades del Ministerio de Relaciones Exteriores de la República del Paraguay y de la República Argentina, Subsecretario de Puertos Vías Navegables y Marina Mercante (SSPVNyMM), Director de la Administración Nacional de Navegación y Puertos de Paraguay (ANNP), Autoridades de la Prefectura General Naval y de la Prefectura Naval Argentina, Ministro de Industria de la Provincia de Misiones, y las Cámaras CAPECO, CATERPPA y CAFYM (Armadores Fluviales).  

Reunión por la bajante extraordinaria del Paraná

El pasado viernes 16 de julio, COMIP participó de la Reunión organizada por Jefatura de Gabinete, con el objeto de intercambiar información sobre la bajante histórica que se encuentra atravesando el Rio Paraná, en el contexto de sequía en la Cuenca del Plata.


La reunión contó con la participación de la Jefatura de Gabinete de Ministros, Ministerio de Seguridad, Ministerio de Economía; Ministerio del Interior, Ministerios de Obras Públicas; Ministerios de Ciencia, Tecnología e Innovación; Ministerio de Agricultura, Ministerio de Ganadería y Pesca; Ministerio de Defensa; Ministerio Ambiente y Desarrollo Sostenible y Ministerio Transporte y la Secretaría de Energía. Asimismo, se conto con la presencia de Nucleoeléctrica Argentina; Prefectura Naval Argentina, Servicio Meteorológico Nacional y el Instituto Nacional del Agua.

Bajante extraordinaria: su impacto sobre la fauna íctica

La crisis hídrica en el río Paraná, además de impactar duramente en la economía regional desde la navegación, está teniendo efectos graves sobre la fauna íctica. En este contexto, el doctor y especialista en Íctiología Juan Pablo Roux, de la Universidad del Nordeste, habló con el diario El Ciudadano Web, de Santa Fe, sobre la bajante extraordinaria que impacta al río.

“La veda total sería lo ideal, siempre y cuando se pongan de acuerdo todas las provincias. Y mientras duren las condiciones hidrológicas actuales debería mantenerse. La necesidad del río nos está pidiendo a la sociedad que tomemos una determinación grupal, comunitaria. No solamente una decisión de una provincia, sino de todas las provincias que estamos en las orillas del río Paraná, porque este no es un fenómeno local sino regional. La medida que se tome de protección tiene que ser consensuada y beneficiar a la vida de los peces a lo largo de toda la cuenca”, declaró el científico.  

Un surubi, característico de Corrientes.

Los estudios del Instituto de Íctiología del Nordeste, afectados o directamente interrumpidos por la pandemia, llegaron sin embargo a relevar la situación provocada por la bajante extraordinaria del curso, cuyos efectos –sumados a los de las quemas en el Humedal hacia el sur– exponen a todas las especies bajo el agua. Y los resultados son preocupantes.

“Tenemos que trabajar, justamente en este momento, en el concepto más general de la sostenibilidad, en su mayor amplitud. Sustentabilidad nos exige que miremos el aspecto biológico, el aspecto humano, el aspecto ambiental, el aspecto económico, el aspecto cultural, y también el aspecto de la gobernanza, de las reglamentaciones”, avisó el especialista.

“Sabemos que hay gente que tiene situaciones económicas difíciles y que vive de la extracción de este recurso para poder venderlo. Frente a esta situación tenemos que buscar el equilibrio más armónico posible entre una medida de veda total y en cómo vamos a colaborar con este estrato social para tratar de mantenerle el sustento para su familia”, advirtió el investigador.  “Los peces están más vulnerables en todos los aspectos. Vamos a un caso concreto: si el río, en mi zona (Corrientes), tenía 500 metros de ancho y una profundidad media de 5 metros, hoy tiene un ancho de 250 metros y una profundidad de metro y medio. Y en ese volumen de agua están los peces”.

El pacú, especie afectada por la bajante del río.

Así además de estar más expuestos a capturas, arrastran el estrés de haber tenido más dificultades de alimentación, que se traducirán en problemas para multiplicarse. “El excedente de la grasa entre las vísceras, cuando pase el invierno, es el que, cuando llegue el “desencadenante del proceso de la reproducción”, se va a transformar en “elementos energéticos que van a ir a formar parte de la gónada del pez”, las glándulas que producen las células y sustancias para poder hacerlo.

El experto explica que no necesariamente vayan a perecer, pero sí “van a estar más expuestos a cualquier situación ambiental”. Y explica que en invierno los peces se “fondean”, es decir que buscan profundidades mayores para adaptarse a la temperatura del agua. “No va a ser tan fácil ahora, porque el río está totalmente reducido en cuanto a profundidad y en cuanto a amplitud”.

“Esto nos pone frente a un escenario en el corto plazo en el que tenemos que implementar alguna medida de protección urgente para los peces, porque el ambiente en el que están está demasiado acotado y están con un cuadro de menor reserva energética”.

El Dorado o Salminus brasiliensis.

Ver abajo del agua

El Instituto de Ictiología del Nordeste lleva adelante un programa de monitoreo que ya pasó las dos décadas. Por la pandemia, en marzo de 2020 quedó suspendido; pero con protocolos y permisos se pudo retomar acotado.

La última campaña terminó el pasado viernes 19 de junio. Y aunque se excusa de no poder hablar de resultados, acepta deslizar algunas percepciones evidentes. “En términos generales –dice–, lo que se observa es que los peces están con un coeficiente de reservas menor al de años anteriores, cuando teníamos el río normal”.

Y explica que si se compara mayo o junio actuales, o de 2020, con los mismos meses de 2016, 2015, o 2014, los peces monitoreados muestran una relación peso/largo mucho menor.

Otro de los ejes del estudio fue el estado nutricional de los peces: “Vimos que había poca oferta de materia vegetal o detritos, lo que marcaba que había déficit de alimento primario para toda la cadena trófica”, sostuvo Roux.

Así, la bajante histórica no sólo afecta la reproducción de los peces, sino también el estado general del recurso íctico; una situación que requiere el esfuerzo de todos para poder sacarla adelante.

Fuente: El Ciudadano.

Histórica bajante del Paraná: todos podemos colaborar

El ingeniero Juan Carlos Bertoni Presidente del Instituto Nacional del Agua (INA), informó en una entrevista realizada para la TV Pública, sobre el impacto que la bajante histórica está produciendo sobre los ecosistemas y la vida que depende del río Paraná. El directivo invitó a concientizar sobre el recurso y el cuidado del mismo. Asimismo, mencionó que desde 1944 no se ha tenido una bajante tan importante.

Aquí, el video:

Advertencia de la Prefectura por estiaje en el río Paraná

Por los históricos bajos registros en los niveles de agua del río Paraná, la Prefectura Naval Argentina advirtió sobre las dificultades que enfrenta la navegación de los buques de gran porte en los ríos Paraná Bravo, Paraná Guazú, Paraná de las Palmas y Pasaje Talavera.

“Esto se debe a los efectos adversos que su desplazamiento puede llegar a producir sobre las costas, donde se emplazan instalaciones fijas, como es el caso de terminales e infraestructuras portuarias, amarraderos de barcazas, zonas habilitadas para esparcimiento, edificaciones isleñas o embarcaciones amarradas, maniobrando o en operaciones de alijo en las proximidades de los muelles”, indicó la Prefectura en un comunicado.

En tal sentido, emitió un alerta para los “capitanes de buques y prácticos sobre los potenciales riesgos que representa el fenómeno de estiaje del río para la seguridad de la navegación, la eficacia del tráfico de buques e integridad operativa de la vía de navegación”.

Los nuevos parámetros de seguridad recomiendan extremar las medidas de seguridad. “Los buques navegarán con precaución, reduciendo la velocidad a la mínima de maniobra compatible con su buen gobierno, siempre que haya otros buques o embarcaciones amarradas, maniobrando o en operaciones de alijo, en las proximidades de los muelles, terminales portuarias o tramos del río que así lo requieran”, dice la norma.

Por último, la autoridad marítima y fluvial recordó que el Régimen de la Navegación Marítima, Fluvial y Lacustre (Reginave), prohíbe a todo buque navegar “a velocidades tales que puedan producir situaciones peligrosas (sea a los buques, artefactos navales o embarcaciones que naveguen en las proximidades o que se hallen amarrados o fondeados), o que superen las máximas fijadas por la Prefectura”.

Fuente: Portal Portuario (Chile). 

30 de junio – Día de la Prefectura Naval Argentina

Cada 30 de junio, se celebra el Día de la Prefectura Naval Argentina. Ese día, se conmemora la designación del Coronel Martín Jacobo Thompson como primer Capitán de Puerto de las Provincias Unidas del Río de la Plata en el año 1810, que también sirvió como acta oficial de nacimiento de la institución.

Desde la Comisión Mixta del Río Paraná, saludamos a quienes con su vocación de servicio, su sacrificio diario y su tenacidad en el sueño de una patria libre y soberana, cumplen un rol fundamental para garantizar la haciendo garantizar la navegación y las vidas humanas que a ella se aventuran.  Esta Comisión tiene, además, el honor de contar con la colaboración de la PNA y trabajar conjuntamente en el tramo compartido del Río Paraná entre Argentina y Paraguay.

Feliz 211° aniversario!