22 de marzo, Día Mundial del Agua.

El Día Mundial del Agua se celebra cada 22 de marzo para recordar la importancia que tiene este recurso tan esencial. Para este año, el lema seleccionado es “Agua Subterránea: Haciendo Visible lo Invisible”.

Con ello se pretende destacar la importancia de las aguas subterráneas, así como destacar la necesidad de generar acciones para evitar su sobre-explotación y procurar su disponibilidad en todo el mundo. Se estima que el 97% del agua dulce se ubica en acuíferos o formaciones geológicas, compuestas por capas de rocas y sedimentos que conservan agua en su interior. La vida no sería posible sin ella. La mayoría de las zonas áridas del planeta dependen por completo de este recurso, que suministra una gran proporción del agua que utilizamos para fines de consumo, saneamiento, producción de alimentos y procesos industriales.

Asimismo, las aguas subterráneas son decisivas para el buen funcionamiento de los ecosistemas, como los humedales y los ríos.

La idea de celebrar este día internacional se remonta a 1992, año en el que tuvo lugar la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo de Río de Janeiro. Ese mismo año, la Asamblea General adoptó la resolución por la que el 22 de marzo de cada año fue declarado Día Mundial del Agua, siendo 1993 el primer año de celebración.

COMIP se une a este día, en su rol de Comisión Administradora del tramo Argentino – Paraguayo del Paraná; siempre, a favor del río y sus aguas.