Advertencia de la Prefectura por estiaje en el río Paraná

Por los históricos bajos registros en los niveles de agua del río Paraná, la Prefectura Naval Argentina advirtió sobre las dificultades que enfrenta la navegación de los buques de gran porte en los ríos Paraná Bravo, Paraná Guazú, Paraná de las Palmas y Pasaje Talavera.

“Esto se debe a los efectos adversos que su desplazamiento puede llegar a producir sobre las costas, donde se emplazan instalaciones fijas, como es el caso de terminales e infraestructuras portuarias, amarraderos de barcazas, zonas habilitadas para esparcimiento, edificaciones isleñas o embarcaciones amarradas, maniobrando o en operaciones de alijo en las proximidades de los muelles”, indicó la Prefectura en un comunicado.

En tal sentido, emitió un alerta para los “capitanes de buques y prácticos sobre los potenciales riesgos que representa el fenómeno de estiaje del río para la seguridad de la navegación, la eficacia del tráfico de buques e integridad operativa de la vía de navegación”.

Los nuevos parámetros de seguridad recomiendan extremar las medidas de seguridad. “Los buques navegarán con precaución, reduciendo la velocidad a la mínima de maniobra compatible con su buen gobierno, siempre que haya otros buques o embarcaciones amarradas, maniobrando o en operaciones de alijo, en las proximidades de los muelles, terminales portuarias o tramos del río que así lo requieran”, dice la norma.

Por último, la autoridad marítima y fluvial recordó que el Régimen de la Navegación Marítima, Fluvial y Lacustre (Reginave), prohíbe a todo buque navegar “a velocidades tales que puedan producir situaciones peligrosas (sea a los buques, artefactos navales o embarcaciones que naveguen en las proximidades o que se hallen amarrados o fondeados), o que superen las máximas fijadas por la Prefectura”.

Fuente: Portal Portuario (Chile).